Este día, Bukele y su alianza de GANA-Nuevas Ideas se unieron al alcalde de Ahuachapán, Abilio Flores, quien fue investigado por actos arbitrarios, negociaciones ilícitas y peculado en 2016 por la Fiscalía.

En la comuna de Flores se encontraron plazas fantasmas y despidos irregulares a quienes se les habría indemnizado sin causa.

También, a este alcalde se le ligó con el Cartel de Texis, conocido por su tráfico de droga en la zona occidental. Abilio habría sido el dueño del Rancho Guarumo, donde se reunieron miembros del cartel para planear el asesinato de los diputados de ARENA, indicó El Faro.

Y es que al final de las reuniones de “negocios” nadie pagaba nada, solo se iban como quien llegaba a tomar a su casa, del propietario poco o nada se supo para ese entonces; pero, El Faro, descubrió que este lugar era del nuevo aliado de Bukele, el alcalde de Ahuachapán.

¿Será que Bukele se unió al alcalde con tal de tener esos contactos y asegurarse la presidencia?

Compártelo